Después de todas las comidas y cenas de las fiestas de Navidad, es inevitable haber aumentado algunos centímetros el contorno del cuerpo. Tal vez todavía estés en período de pruebas de costura con tu indumentarista y éste pueda disimular los excesos, pero conviene cuidarse, por salud ante todo, y porque a todos nos gusta vernos bien ante el espejo.

Es tiempo de sacar del armario el corpiño de valenciana o el chaleco de torrentí del año pasado, es el momento de proponerse un reto. Vamos a empezar el año con optimismo. Recuerda que, dieta y deporte siempre deben ir de la mano. Estas son algunas de las técnicas más modernas para volver a presumir de nuestra ropa más tradicional.

Aquapunching

El aquapunching es una versión del bodycombat, pero en el agua. Se utilizan los mismos movimientos que en el boxeo, pero no se necesita ser un profesional. Sin embargo, necesitas tener un buen fondo físico, porque el agua multiplica por dos el trabajo que necesitan hacer los músculos. De primeras suena algo duro, pero las clases van acompañadas de música, para amenizar y poder motivar sin dejar de hacer ejercicio en toda la clase.

Hacer aquapunching acelerará la perdida de peso, por lo que es un deporte ideal para adelgazar. Dentro de la piscina los músculos sufren menos porque tiene un efecto masajeador, así que con este ejercicio, olvídate de sufrir.

Método Tabata

Con el método Tabata se puede hacer el trabajo en zonas localizadas del cuerpo. Se trata de una serie de ejercicios de alta intensidad que tienen que realizarse únicamente durante cuatro minutos al día. La clave está en dar el 100% en los entrenamientos, porque los cuatro minutos al día se dividirán en varios ejercicios de 20 segundos con 10 segundos entre cada uno de ellos de descanso.

Este ejercicio es perfecto para aquellas personas que tienen poco tiempo. Si buscas endurecer y adelgazar abdomen, piernas o brazos el Tabata puede ser un gran aliado.

Elipdoor

Consigue unas piernas de acero con este deporte. Es un “asesino de calorías”, ya que en el Elipdoor se da todo, sin parar, cada minuto. Es parecido al spinning, con la diferencia de que éste se hace sobre una elíptica, guiado por un monitor deportivo que propone diferentes intensidades con el fin de simular un recorrido específico.

Este deporte es excelente para aquellos que deseen perder peso de forma rápida, quemar muchas calorías en un mínimo de tiempo, -unas 900 kcal en 45 min-, mientras que tonificas y das forma a los glúteos y a los muslos. Y no sólo eso, sino también mejora la condición cardiovascular.

Sudarás mucho mientras te diviertes y la música te ayuda con la motivación. Y si en tu gimnasio aún no existe esta modalidad o prefieres practicarlo en casa, simplemente ponte una canción potente para dar muchos pasos en bajada, y una canción más lenta para ir de subida, para mayor intensidad.

Aquabiking

Nos encantan los deportes en el agua, ya que es la forma en la que menos sufren los músculos. Aquabiking es pedalear debajo del agua. Esta actividad está especialmente indicada para mujeres, pues el masaje del agua elimina la piel de naranja y es idóneo para luchar contra la temida celulitis. Una sesión dura aproximadamente 45 minutos y se practica con música aeróbica.

Pedalear en un medio acuático permite remodelar, fortalecer y definir la silueta. Además de los visibles efectos físicos, entre los que también destaca endurecer y definir las pantorrillas, los cuádriceps, los muslos o los glúteos, también tiene beneficios para la salud como aumentar la capacidad cardiovascular o favorecer la circulación de la sangre.

TRX

Este tipo de ejercicios en suspensión fueron creados por el ejército de Estados Unidos para que los militares fueran capaces de mantener la forma en cualquier lugar. No hace falta tener una condición física perfecta, solo ganas de probar un deporte nuevo, diferente y ganas de superarse.

El TRX consiste en cogerte de unas cuerdas que se encuentran ancladas en el techo y hacer ejercicio con tu propio peso. Necesitarás una tira de ejercicios para practicar durante una hora, donde trabajaras piernas, glúteos, brazos y lumbares. El TRX es ideal para mejorar el equilibrio y la flexibilidad pero sobre todo aumentarás la fuerza, la resistencia, la coordinación y la estabilidad de tu cuerpo. Seguro que los primeros días sientes agujetas por todo el cuerpo, pero no te preocupes porque en poco tiempo irás notando como se te endurecen aquellas zonas flácidas que has empezado a entrenar.

TRX-indumentat

Aeroyoga

El aeroyoga mezcla el yoga, pilates y artes del circo más de lo que parece. Este ejercicio va más allá de lo corriente, ya que reta a la gravedad pues estos ejercicios se realizan en una especie de hamaca. Nuestro cuerpo sale volando… ¡Y los kilos con él! Este deporte alterna el saludo al sol (un ejercicio de yoga que se utiliza como calentamiento), una fase más dinámica inspirada en la danza y la gimnasia, un trabajo «aéreo» con la ayuda de la hamaca y finalmente un periodo de relajación.

Aunque por la dinámica de este deporte pensemos que no, el aeroyoga nos ayuda a perder peso rápidamente, aunque depende de la intensidad de los ejercicios. Las diferentes posiciones mejoran la flexibilidad del cuerpo y lo tonifican, moviendo tanto los músculos más superficiales como los más profundos. Por si eso no era suficiente, también mejora la calidad del sueño y nos da mucha más energía, lo que acelera aún más la pérdida de centímetros.

Pole Dance

Esto es algo más que un baile sexy. Es un deporte que puede practicar todo el mundo, que aumenta en dificultad según vas avanzando y al final se logra hacer todo tipo de piruetas en la barra.

Entre los beneficios del Pole Dance podemos destacar que ayuda a tonificar la piel, mejora la flexibilidad y aumenta la fuerza en brazos y piernas. Pero no solo eso, porque también te sentirás cada vez más sexy, explotarás tu sensualidad y así aumentará también tu autoestima. ¡Un deporte muy completo!

EMS: Electrofitness o Electroestimulación

Es la última moda por eso es conveniente buscar los lugares que cuenten con certificados y garantías. Utiliza esta técnica para desarrollar toda tu fuerza, siempre con asesoramiento profesional. El primer uso de este método era simplemente para reforzar o ayudar a activar los músculos en procesos de rehabilitación de deportistas, pero tuvo un gran resultado en todo tipo de personas, hasta llegar al punto de considerarse una nueva modalidad deportiva.

Consiste en la generación de estimulaciones musculares involuntarias mediante la aplicación de pequeñas corrientes eléctricas en el músculo. El objetivo de la electroestimulación es mejorar la fuerza de los músculos y el rendimiento deportivo, de forma que se tonifica el cuerpo. Para un mayor resultado la EMS debe de ser complemento del entrenamiento deportivo (ciclismo, natación, running). EMS Indumentat

Estas son algunas de las opciones que pueden ayudarte a ponerte en forma tras los turrones. Ahora decide cuál es la que más y mejor se adapta a tu estilo de vida. Pregunta a los especialistas y, si has decidido que uno de los propósitos del año nuevo fallero va a ser cuidarte, ponte en manos de profesionales. Constancia, alimentación saludable y motivación. Suerte, disfruta del ejercicio y felicítate por el resultado.

Previous post

Cancanes y enaguas: la inspiración más íntima

Next post

Maquillaje para Falleras: 8 trucos que te harán brillar