Alicia Moreno Morales, de la comisión Dr. Álvaro López- Sant Joan de Déu, es la Fallera Mayor de Valencia 2016. Pertenece al tradicional sector de Malvarrosa – Cabanyal – Beteró. Morena de ojos oscuros, como su antecesora, es una fallera «de casal», donde ha desempeñado todo tipo de cargos desde delegada de infantiles a redactora de llibret. Alicia era la primera representante en la historia de su Comisión seleccionada para la Corte de Honor.

Alicia tiene 30 años, lo que la convierte en la más mayor de las candidatas y también la más veterana de las Falleras Mayores que ha tenido la ciudad de Valencia. Trabaja en Madrid como responsable de marketing en una conocida empresa de productos deportivos.

Alicia-moreno-351-Indumentat
Alicia Moreno Morales, Fallera Mayor de Valencia 2016 (Imagen: Armando Romero – JCF)

A su lado, contará con Sofía Soler Casas, Fallera Mayor Infantil de Valencia 2016,  pertenece a la Comisión General Asensio – Marqués de Solferit del sector Quart de Poblet – Xirivella, lo que la convierte en la primera máxima representante de la ciudad que no pertenece a una comisión de Valencia capital. Como en el caso de Alicia, su falla también era «primeriza» en tener una representante en la Corte. Tiene  11 años, estudia 6º curso de Primaria y toca el oboe en la banda L’Amistat de su pueblo.

Sofía-Soler-Cases,-FMI-2016-Indumentat
Sofía Soler Cases, Fallera Mayor Infantil 2016. (Imagen: Armando Romero – JCF)

El tercer protagonista de la tradicional llamada ha sido el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, que se estrenaba en esta faceta y que ha protagonizado involuntariamente una de las anécdotas de la velada al equivocarse de sobre. Ribó ha sabido reaccionar con rapidez y nombrar, como marca el protocolo de este acto, en primer lugar a la representante infantil.

Las telecomunicaciones jugaban también una mala pasada en el momento más álgido del acto. Joan Ribó se encontraba con un contestador automático la primera vez que ha intentado comunicarse con la recién nombrada Fallera Mayor. Un problema que rápidamente se ha solventado y Alicia, entre sollozos, ha podido agradecer su elección.

Ambas serán las nuevas embajadoras de las Fallas que, como ha señalado el alcalde, minutos antes de desvelar los nombres, tendrán un reto añadido: ayudar con su embajada a conseguir para Valencia la candidatura de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad ante la UNESCO el próximo año.

 

Previous post

La Federación de fallas Alameda-Mestalla premia al Gremio de Artistas Falleros en una gala benéfica

Next post

La historia de una foto premonitoria