Mucho más que una tienda o una fábrica textil, el emblemático caserón del siglo XIX donde se ubica la firma Camilo Miralles es casi un museo, o mejor sería decir que es casi como una biblioteca.

Un biblioteca en el sentido de lugar donde se guardan, se protegen y se catalogan documentos de gran valor. Un centro de referencia de hilos, de muestras, de dibujos y puestas en carta, de documentación que nos transporta a una Ruta de la Seda que, desde hace cinco generaciones pasa por Burjassot.

TELAS-FALLERA-INDUMENTAT-HILOS-MIRALLES

Los cuidadosos guardianes de estas referencias, Concha Cuartero y su hijo Fran Miralles Cuartero, nos ayudan a estirar de algunos de esos hilos porque, al final de cada bobina, hay una historia. Vivencias que forman parte de un histórico legado familiar.

–  ¿Cuántos dibujos tenéis?  

– Imposible de saber, nos comentan con complicidad madre e hijo. Solo en pañolones hay más de 140 referencias, en telas muchas más.

La fábrica se creó hace casi 200 años por la familia Miralles. Todos sus propietarios han sido miembros directos de esta familia, sin interrupción. El documento más antiguo que se conserva es un inventario, de 1885. Una biblioteca de telas donde aún de vez en cuando se descubren sorpresas.

telas-fallera-miralles-indumentat

Tenemos dibujos muy, muy antiguos, sin embargo son diseños que aún se venden. Algunos se modifican y, por supuesto, también creamos tejidos nuevos.

Un incunable: El dibujo “San Carlos”

Fue un hallazgo maravilloso. Llegó a nuestras manos un boceto del año 1899 con su sello de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y su tributo de compra por dos reales de vellón. Pertenecía a una disciplina de la escuela que era el ornamento floral para tejidos, donde los alumnos aprendían a dibujar.

Como un incunable,  un libro publicado antes de la invención de la imprenta, en Camilo Miralles se ha conservado todos estos años el boceto del San Carlos, que no se sabe si en su momento alguien llegó a tejer.  Un siglo después veía la luz en los telares de Camilo Miralles. Y el incunable se convirtió en un best seller.

 

telas-fallera-miralles-indumentat
A la izquierda de la imagen, reproducción del dibujo original de la Academia de San Carlos. A la derecha una muestra del tejido confeccionado.

Empezamos a reproducirlo hace casi cuarenta años, se ha realizado en infinitas combinaciones y se sigue demandando. En Camilo Miralles las telas se tejen en exclusiva y nunca se reproduce la misma tela para dos personas, siempre hay variaciones en tramas o combinaciones de colores.

tela-fallera-Miralles-Indumentat
El dibujos “San Carlos” reproducido sobre un fondo claro muy similar al original.

Literatura internacional: Embassy

Otro hilo nos lleva a otro tejido singular: el Embassy. Se confeccionó por primera vez para la Embajada de España en Londres en el año 1920. La pieza original es un espolín de seda y se utilizó para ornamentación del palacio.

En aquella época se tejía más para decoración que para trajes de valenciana. No obstante es un dibujo muy valorado y que enseguida se adoptó para indumentaria y nunca ha parado de reproducirse. Recuerdo con él a Begoña de la Concepción o Sol Bacharach. Al adaptarlo para traje de valenciana se quitó el fondo de ramaje en listas. Es el ramaje el que le da esa linealidad y el sentido de horizontalidad muy habitual en decoración.

tela-fallera-Miralles-Indumentat
A la izquierda un fragmento del espolín Embassy original, a la derecha diversas reproducciones con diferentes colores.

La última vez que se ha elaborado ha sido para la Fallera Mayor de Valencia, Alicia Moreno, a la que se le adaptó con un fondo crema y flores en color miel con un toque de plata envejecida. En el corpiño de manga larga solo lleva la florecita de fondo. Un traje que Alicia ha lucido en diversas ocasiones en este año y que fue confeccionado en …en hilos de seda.

embassy seda-tela-fallera-
La combinación original del vestido de Alicia Moreno.
collage- Alicia-tela-miralles-fallera-indumentat-seda
De izq. a dcha y de arriba a abajo. Exaltación de Fallas de Mislata, Exaltación de Fallas del Marítimo, Besamanos a la Virgen de los Desamparados (donde combinó la falda con corpiño de manga larga), visita fallera al Centro Penitenciario de Picassent con el pañolón “Assumpta” también de C.Miralles, visita a la Ciudad del Artista Fallero y, por último, junto a Sofía Soler en el Besamanos de la Virgen. Fotos: Indumentat y Armando Romero.

Liturgia: Manto de la Virgen de los Milagros.

Se trata de otro de esos tejidos con una historia detrás. La Hermandad de la Virgen de los Milagros del Puerto de Santa María, en Cádiz, contacta con la firma Camilo Miralles para hacer un manto a la Virgen. Querían recuperar una tradición del siglo XI y vestir a la Virgen “con honores de Rey”, así que se les encargó reproducir el dibujo del manto de Alfonso X el Sabio.

Este tipo de retos, donde se mezcla la recuperación histórica y el buen hacer artesano, son encargos muy habituales en la firma y son muchos los mantos de imágenes, palios y otras piezas de la liturgia de los que reciben encargos por toda la geografía española.

escudo-Alfonso X-indumentat
A la izquierda dibujo del encargo original, a la derecha la reproducción realizada den Camilo Miralles.

Este año, coincidiendo con el Centenario de la Coronación de la Virgen de los Milagros, nos han pedido que le tejamos otro manto con un dibujo diferente. Un trabajo muy elaborado que esperamos acabar en los próximos meses.

Junto a los “tesoros” más antiguos de esta biblioteca de hilos especiales, en Camilo Miralles nos sorprenden con nuevos diseños cada temporada. Telas con dibujos más pequeños como el “Doretta” o el “Desampa” pensados “vestir-se a l’antiga”. Son nuevos capítulos aún por escribir su propia historia.

Fotografías: Totem audiovisuales para Indumentat

tela-fallera-seda-Miralles-Indumentat
Lampás basado en el dibujo del espolín “Embassy”.

tela-fallera-seda-Miralles-Indumentat
Palio basado en el dibujo del espolín “Embassy”.

tela-fallera-seda-Miralles-Indumentat
Detalle del revés del espolín “Embassy” original.

TELAS-FALLERA-INDUMENTAT
Amor a la tradición.

 

 

Entrada anterior

La Història dels Velluters al Museu de la Seda de València

Siguiente entrada

Santamaría, la orfebrería distinguida en el corazón de Velluters