Carles Ruiz vive con intensidad las tres décadas de experiencia profesional que le han dado un nombre de reconocido prestigio en su sector. El secreto no es otro que devoción por un trabajo que mima con sus manos cada vez que ante ellas se coloca una de sus clientas.

Respeto, discreción y buen gusto son sólo tres de sus insignias, esas que luce con orgullo en su solapa de “peluquero de falleras mayores” a las que está inmensamente agradecido por su confianza, por el empuje que supone peinar a las máximas representantes de las Fallas, pero también de todas aquellas chicas anónimas que apuestan por él y que orgullosas lucen sus moños allá donde van.

Carles Ruiz-5837 Indumentat
Carles Ruiz -5803 Indumentat
Carles Ruiz -5825 Indumentat
Carles Ruiz -5833 Indumentat
Carles Ruiz Indumentat

La agenda más solicitada “merece la pena”

Este fin de semana hemos visto a un centenar largo de falleras esperarle, un año más, desde la tarde del sábado hasta el domingo por la mañana para acudir a la cita anual con su agenda de marzo. En la entrada del Pasaje Ripalda han esperado durante horas, debajo de la lluvia, el frío, con sus termos, mantas y chaquetones para garantizar un lugar a hijas, hermanas, amigas. Perfectamente organizadas a partir de la libreta de la más madrugadora de este año, Isabel Sánchez Mendoza, la madre de Sara Ríos, Fallera Mayor Infantil de la Falla Lope de Vega. Con ella sus amigas Rosa y Nuria anotaban amablemente el turno de llegada.

También son muchos los padres de falleras los que pasan la noche en vela, como Vicente o Luís, que nos cuentan que las niñas van tres o cuatro días perfectas, que no se quejan, que Carles Ruiz peina cómodo, compacto y que las ondas no se deshacen. Falleras Mayores como Laura Carballeda Mollá, Fallera Mayor de la Falla Albacete – Marvá o Paula López Llorens, Fallera Mayor de la Falla Espartero – Gran Vía Ramón y Cajal fortalecen lazos festivos compartiendo anécdotas en la madrugada. Todo son halagos. Esta es la secuencia de una espera que como nos dicen felices “merece la pena“.

DSC_1236-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1238-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1239-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1244-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1246-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1247-Carles-Ruiz-Indumentat

Y como cada febrero, desde hace más de 10 años, muchas ellas aguardan el domingo después de San Valentín. Regresan fieles a su peluquero fallero, el estilista de sus mejores momentos, para ese encuentro que es como un ritual que forma parte de las Fallas: reservar hora con Carles Ruiz para que las peine de valenciana.

DSC_1253-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1256-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1262-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1265-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1270-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1267-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1274-Carles-Ruiz-Indumentat
DSC_1276-Carles-Ruiz-Indumentat

De Massamagrell a Espai Ripalda

Han pasado 30 años desde que aquel joven de Massamagrell decidió que su camino era la peluquería. Su abuela había sido modista y su madre, a la que le encantaba la peluquería por vocación, vio cumplido en él su sueño. Carles Ruiz no ha querido ser otra cosa y lo ha conseguido.

collage-1-Carles-Ruiz-Indumentat

Mis padres, Simón y Elmerinda, me apoyaron desde el principio. Como mis hermanos Simón, Paco y Vicente se habían casado, su habitación fue mi primer lugar de trabajo. Un espejo, un secador, un lavacabezas y a trabajar con amigas, vecinas, poco a poco fui haciendo aquellas primeras clientas. Acabados los estudios, el 30 de septiembre de 1987 a dos meses de tener 17 años empezaba mi sueño.

Dos años después Carles Ruiz se traslada a una planta baja y comienza a trabajar cara al público. Massamagrell descubre las manos de ese joven que empieza a peinar falleras, clavariesas, festeras. Agradecido con todas ellas, el inquieto Carles Ruiz prepara maletas hasta Valencia. El 23 de septiembre de 2003 abre su primera peluquería en la calle Botánico, cuatro años después se traslada a la calle Borrull en el mismo barrio y desde el 2014 atiende a sus clientas más fieles, que le siguen allí donde está, en Espai Ripalda. Con él ha estado su cuñada Mari encargada del maquillaje.

La mejor tarjeta de visita

Carles Ruiz nos cuenta que las Falleras Mayores han sido la mejor tarjeta de visita. Peinó a Estefanía López Montesinos cuando fue Corte de Honor infantil para la Fonteta en el 2003, el día que acababa. En 2005 siguió con Amparo Petri Fernández, miembro de la Corte de Honor infantil. Y el boca oreja hizo sus primeros pinitos. Cristina Beltrán, madre de Cristina Sánchez Beltrán, Fallera Mayor Infantil 2005 le pidió que peinara a su hija el día de la exaltación y a partir de ahí, Carles Ruiz empieza su despegue.

28191295_10213167334650079_1699090426_n
Recuerda emocionado el año 2011 cuando su sobrina Marina Ruiz Ventura fue de la Corte de Honor Infantil. Una niña que el año que viene, coincidiendo con su mayoría de edad, será clavariesa de las Fiestas de Masamagrell.

collage-2-Carles-Ruiz-Indumentat
Carles Ruiz con sus padres el día de su boda, momentos familiares especiales con su sobrina Marina y en su comisión fallera.

El peluquero de las Falleras Mayores

Peinar a la Fallera Mayor de Valencia es una responsabilidad, pero es un orgullo que te llena de ilusión. Era el sueño de mi vida y lo he cumplido – contesta absolutamente feliz.

Carles Ruiz ha peinado a las Falleras Mayores de Valencia: Alicia Moreno, Raquel Alario, Sandra Muñoz, Carmen Sancho, Ariana Galán, Inmaculada Escudero, Estefanía López, Clara María Parejo. Este año se ocupa de peinar a la Fallera Mayor, Rocío Gil Uncio. “Es una chica humilde y discreta. Siempre tiene una palabra bonita para todo el mundo y es muy cariñosa. Es feliz y me encanta poder formar parte de esa felicidad“.

27072785_10213014901639349_2219816009310367617_n
Carles Ruiz con Rocío Gil Uncio, Fallera Mayor de Valencia 2018

Después de 30 años puedo sentirme satisfecho y orgulloso porque soy afortunado. La peluquería me lo ha dado todo, amistades que son parte de mi familia, ser respetado en el sector y creo que el secreto está en ser respetuoso con todas las personas que confían en mí y en amar mi profesión como el primer día.

El pasado 8 de octubre daba el “Sí quiero” a Sergi y acudían a la ceremonia de su boda 20 Falleras Mayores de Valencia. Una fiesta en la que no faltó una mascletà de la pirotecnia de Reyes Martí regalo de éstas así como una pareja de ninots de Ximo Martí en la tarta nupcial.

2018-02-18-PHOTO-00000052

En la actualidad Carles Ruiz forma a otros profesionales de peluquería en toda España. Ha llevado el peinado de valenciana desde su Massamagrell natal al que adora hasta Londres, París a Venecia, desde Madrid a Burgos o Córdoba. Una maleta cargada de ilusiones y de proyectos.

Las Fallas y el reconocimiento de la gente que me quiere y me admira me han dado la felicidad absoluta – nos dice mientras peina a una clienta y se miran, con complicidad, de reojo por el espejo.

DSC_1259.jpg-Carles-Ruiz-Indumentat

Fotos: Totem Audiovisuales para Indumentat y archivo familiar de Carles Ruiz.

Entrada anterior

El vestit de Fallera Major de Mònica Oltra

Siguiente entrada

La Crida saguntina se viste en Indumentaria Valenciana Lledó