Cuando alguien es capaz de plasmar tus sueños en tres dimensiones, cuando simplemente mirándote a los ojos consigue descubrir tus anhelos más íntimos se produce una comunión única. Esta ha sido la relación entre Vanessa Lerma, la novia del año, y Vicente Moreno para Josep Corts Indumentaristes.

Boceto-novia-con-filtro-cálido-Corts-Indumentaristes-Frontal-Indumentat
Boceto original de Vicente Moreno Alta Costura.

Apenas unas lineas, unos trazos, una imagen sobre papel, le dieron a Vanessa la garantía de que era posible convertir en vestido su proyecto más íntimo. Indumentat ha seguido su evolución paso a paso.

El reto para nosotros fue mantener la entereza con una pareja que nos llega tanto al corazón, que los sentimientos tan personales que nos despiertan la propietaria de este vestido, no nublaran nuestra profesionalidad.

vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-22
Vicente Moreno y Josep Corts en una de las últimas pruebas.

La pieza más delicada

Vanessa y Vicente Moreno comenzaron a trabajar el proyecto de su vestido de novia hace aproximadamente 6 meses. Analizadas previamente las características  del contexto de la boda: la monumentalidad de la iglesia, la liturgia, las posibles inclemencias meteorológicas de un mes inestable y las normas básicas de protocolo y ritual, enseguida optaron por una versión ceremonial en la que destacara la espectacularidad de la cola.

vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-14
Desde el primer momento se apostó por una cola monumental acorde con el escenario de la boda.

Un complemento que ha revestido el traje de majestuosidad en el escenario de la Iglesia y ha protegido a su vez la caída del velo, la pieza más delicada del conjunto, al tratarse de un tejido-joya  en tul de seda natural con exquisitos bordados y ribeteado con una puntilla.

Un vestido lleno de significados

En su momento fue un jurado de la elección de Vanessa como Fallera Mayor de Valencia 2003, quien comenzó a describirla como una Grace Kelly del siglo XXI, doce años después la figura de la mítica princesa monegasca, curiosamente también ha sido el referente a la hora de diseñar el concepto del vestido. Una línea sobria donde el protagonista en todo momento fuera el cuerpo de la mujer, muy años 50, con una falda de talle bajo de vuelo princesa capeado.

El tejido, como desvelamos en Indumentat, era un emotivo homenaje a la sedería valenciana y al mundo de la indumentaria al que tan unidos están tanto Vanessa y su marido, como la firma Josep Corts Indumentaristes.

vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-15
Un brocado exclusivo para el cuerpo del vestido. Todo un homenaje a la sedería valenciana.

Para la ocasión  la firma Vives i Marí elaboró dos tejidos de su colección propia en blanco satinado. Uno en una linea más moderna y  otro más clásico por el que finalmente se optó. Un brocado que se confeccionó en exclusiva.

El escote era un original cuello barca con apertura vertical por la parte delantera,  rematado en pico a la espalda.

vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-25
Nadie mejor que una madre para aconsejarte en las últimas decisiones.

Detalles que cobran vida

Pero uno de los elementos más singulares del modelo ha sido el fajín que remataba el talle del vestido y que a su vez tenía la finalidad de ser la pieza con la que se desmontaba la inmensa cola una vez pasados los actos protocolarios.

Un elemento con vida propia, del cual se realizaron hasta tres versiones para conseguir que alcanzara todo su sentido y el grado de protagonismo deseado.

vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-17

Un fajín, que era una joya en si mismo, ya que contaba con un delicado bordado de la firma Artesanía Viana que recreaba exactamente el dibujo de la tiara que remataba el recogido de Carles Ruiz.

Un bordado en cadeneta, absolutamente artesanal, en dos tonos de hilo de plata, reproducción exacta de la tiara ornamental.

vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-18

La falda, elaborada en una seda natural 100 % de gazar, estaba forrada completamente con un mikado y  aumentaba su empaque con un ahuecador con enagua realizado en exclusiva por la firma Margarita Vercher. Remataba el conjunto un ramo de rosas de corte romántico obra de Roser Floristas.

Un vestido de ensueño porque nada tiene más valor que aquello que deseamos fervientemente como nos han demostrado con este traje Josep Corts Indumentaristes. Un diseño con vida propia porque cada detalle nos relata una historia cargada de emociones. Desde la grandiosidad de la cola al detalle de los pendientes de la novia. Unas piezas llenas de amor propiedad de la madre de Félix, Pepa. Y así,  finalmente, todo tuvo sentido. Felicidades.

vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-19

Fotos: Totem audiovisuales

vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-15
vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-20
vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-23
vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-24
vestido de novia-Vanessa Lerma-Indumentat-26
vestido-de-novia-Vanessa-Lerma-Indumentat-3
vestido-de-novia-Vanessa-Lerma-Indumentat-5
vestido-de-novia-Vanessa-Lerma-Indumentat-8
vestido-de-novia-Vanessa-Lerma-Indumentat-2
vestido-de-novia-Vanessa-Lerma-Indumentat-27
Entrada anterior

Una aplicación valenciana para gestionar la comunicación entre falleros

Siguiente entrada

Las tradiciones valencianas también se viven en La Rioja