Cuando habitualmente pensamos en un vestidor fallero nos lo imaginamos llenos de trajes, manteletas y otras prendas, sin embargo en esta ocasión hemos accedido a otro tipo de vestidor tan bonito y emotivo para una fallera como el de su vestimenta: su joyero.

Elena María Rivero, Fallera Mayor de la comisión Gaiano Lluch, no enseña los secretos de un vestidor familiar muy especial con los aderezos y peinetas que para ella su hermana Sara y su madre Mila crea desde hace más de veinte años Santamaría Orfebres. Elena ha sido Fallera Mayor Infantil y en dos ocasiones Fallera Mayor, este 2018 se despide de su reinado, mientras que su hermana Sara, después de ser Fallera Mayor, perteneció a la Corte de Honor de 2015. Toda una vida de emociones cincelada en orfebrería.

santamaria vestidor indumentat totem-8943
Elena María, su madre Mila y Carmen Santamaría con algunos de sus recuerdos más preciados.

Cajas, cofres y estuches calificadas según el tipo de aderezo y sus características, pero todas con una firma común: Santamaría Orfebres. Una habitación repleta de recuerdos, de momentos únicos.

La familia de Elena María son de las clientas que les gusta el Arte, con mayúsculas, para ellas la elección de una joya no está condicionada por determinada vestimenta o tendencias y modas, tienen la capacidad de valorar la belleza de la joya en si misma. Es un placer trabajar para ellas y nuestra relación, en la actualidad, supera la meramente profesional, comenta Carmen Santamaría. 

collage-santamaría- joyas-indumentat

Estas piezas se realizan toda a golpe de martillo, cinceladas a mano, sacando el dibujo poco a poco. Es la suerte de nuestro trabajo, todo lo haces de forma artesanal, por lo que el único molde que necesitas es tu imaginación. Un museo, una pieza arquitectónica, un dibujo, cualquier cosa inspira a mi hermana, que coge el lápiz y nada le detiene hasta lograr la pieza imaginada.

santamaria vestidor indumentat totem-8955

Diseños que se transmiten de generación en generación

Carmen Santamaría acompaña esta tarde a la familia de Elena María, mientras los recuerdos se agolpan a cada nuevo estuche que abre.

Este conjunto lo hizo mi abuelo por primera vez basado en un diseño original antiguo, es el modelo bizantino, soldado en plata y cincelado a mano, lleva piedras de nácar y ópalo.

Las referencias al archivo histórico son constantes en la firma, un patrimonio del que las hermanas Santamaría se sienten especialmente orgullosas. Para Elena María tiene además un valor especial, pues fue un regalo de los amigos de la Falla al ser elegida Fallera Mayor.

santamaria vestidor indumentat totem-8955

Cada estuche que abren provoca irremediablemente una sonrisa en Mila y su hija, se nota que cada pieza conlleva un recuerdo. Unas sensaciones de la que es cómplice Carmen Santamaría sabedora de que el mayor valor de una joya es el sentimental.

Este aderezo lo encargué yo sin que Elena lo supiera, fue una intuición. Sabía que ella lo quería en plata para su reinado porque en la anterior ocasión que fue Fallera Mayor se lo hizo en oro; pero cuando vi esta propuesta, con un baño que no tiene nada que ver con lo que ella tenía previamente, me arriesgué. Nos encanta a las dos, nos comenta Mila.

Se trata del modelo “Isabelino” con baño patinado con colgante de perla fina en forma de lágrima. El collar lleva ópalo con perla fina.

santamaria vestidor indumentat totem-8955

santamaria vestidor indumentat totem-8955

Piezas que son muy especiales para las personas que las adquieren pero también para sus creadoras, como el aderezo que Elena María llevó cuando fue Fallera Mayor Infantil. Se trata de la reproducción de unos pendiente de balcón cuyos originales se encuentran en el  Palacio del Marqués de Dos Aguas cuyo autor es el abuelo de Elena y Carmen Santamaría.

Elena María nos enseña la que para ella es “la reina de su joyero” el aderezo “Racimo Reina”, un pieza que le traslada a la primera vez que fue Fallera Mayor de su Falla en el año 2007. Un trabajo artesanal con perlas finas que me emociona cada vez que lo vuelvo a lucir.

santamaria vestidor indumentat totem-8930

santamaria vestidor indumentat totem-8930

En su “vestidor” de joyas, como no, el aderezo que le ha acompañado este año en que ha tenido el honor de volver a ser Fallera Mayor de su comisión. El modelo “Santamaría” en plata es el que eligió para su Presentación, unas piezas con perlas cultivadas. En el collar luce un “pendentí”, lo que en joyería se conoce como un colgante, enmarcado en un collar de perlas finas de cuatro vueltas.

santamaria vestidor indumentat totem-8930

santamaria vestidor indumentat totem-8930

La curiosidad de este aderezo es que es el mismo que llevó su hermana cuando fue Fallera Mayor en 2014, pero ella lo eligió en oro.

Jamás he buscado la exclusividad, lo que aprecio en una pieza de artesanía como las de Santamaría, es lo que me hace sentir y la historia que hay detrás de ella.  Para mi familia, estas piezas tienen una gran belleza.

santamaria vestidor indumentat totem-8930
Los pendientes de las dos hermanas representan dos años muy especiales.

Dicen que las grandes esencias se guardan en frascos pequeños, y organizar el joyero de las hermanas Rivero es sorprenderse en cada pequeña caja que se destapa. Carmen se lleva las manos a la cabeza al encontrarse con el colgante Jasmine:

Es una pieza con una bonita historia, se le hizo por primera vez a una novia que se casaba vestida como la princesa del mismo nombre para que la llevara colgando sobre su frente, inspirada en una pieza muy antigua. La Fallera Mayor 2009, Marta Agustí, la llevó también pero con la piedra en rosa. No es una pieza que normalmente mostremos, es un diseño muy especial.

Como especial es la significación que tiene para la familia, ya que es un regalo de la Falla a Sara Rivero en su homenaje de despedida como miembro de la Corte del 2015. Otra noche de emociones.

santamaria vestidor indumentat totem-8930

Relicarios, abaniqueros, broches, agujas, sin olvidar las peinetas de Mila y sus dos hijas. Aún recuerda la propia Mila la primera pieza que adquirió en Santamaría Orfebres: unos pendientes de balcón que este año ha llevado a restaurar, dos décadas después.

santamaria vestidor indumentat totem-9016
Pendientes de balcón, recientemente restaurados para Mila. El inicio de una gran amistad.
santamaria vestidor indumentat totem-9016
Abaniquero

 

santamaria vestidor indumentat totem-9016
Relicario.

La tradición artesana en Santamaría Orfebres es una herencia familiar, también la pasión por la joyería tradicional se ha convertido en una afición apasionante para la familia Rivero. Un “vestidor” de piezas únicas porque, cada una de ellas, nos habla de momentos inolvidables.

santamaria vestidor indumentat totem-9048
santamaria vestidor indumentat totem-9048
santamaria vestidor indumentat totem-9048
santamaria vestidor indumentat totem-9048
santamaria vestidor indumentat totem-9048

Fotografías : Totem audiovisuales para Indumentat.

Entrada anterior

Obri les seues portes Art a les Mans

Siguiente entrada

"Procés creatiu" de Latorre y Sanz junto con Pichiavo y "Paradeta de flors" núm. 14 de Cap de Suro son las fallas municipales 2019