El Descubrimiento
— capitulo I

Cuando María José Cañada, gerente de Dedal Indumentaria de Valenciana, descubrió este verano esta alegre indiana de fondo amarillo y grandes flores en una pequeña tienda de París supo que tenía que ser suya. Entonces no sabía quien sería su destinataria, pero ya entonces imaginó la confección de este vestido en su cabeza.

vestido-valenciana-fallera-indiana-indumentat-dedal

No concibo mi proyección profesional sin la formación continua, es por ello que igual que busco las referencias para mis patrones en las colecciones antiguas y en los fondos del Museu valencià d’Etnología, también viajo constantemente a Europa para visitar museos de indumentaria y adquirir piezas de anticuario. Así es como llegué a esta pieza singular.

Una tela singular para un año especial
— Capítulo II

 

Cuando Raquel Martín supo que éste iba a ser su año más especial, esta saguntina y fallera hasta la médula, se preparó a conciencia para que cada momento fuera único.

En el 2005 fui la Fallera Mayor de mi comisión, la falla Eduardo Merello del Puerto de Sagunto y, también he sido miembro de la Corte de Honor dos años, en 2003 y 2010, con Saray Gómez y Pilar Pons respectivamente como Falleras Mayores, aunque varias veces me habían animado a presentarme, sentí que ahora  estaba preparada. 

Raquel conoció a María José Cañada este mismo año y no dudó en confiarle la confección de varias piezas, fue en una de estas pruebas cuando confió a la indumentarista: “Me he quedado con las ganas de tener una indiana y de un traje de color amarillo”. En ese momento la gerente de Dedal tuvo la certeza que la tela que se trajo de París tenía como destino Sagunto, nadie mejor que Raquel para lucirla.

vestido-valenciana-fallera-indiana-indumentat-dedal

El vestido de Raquel
— Capítulo III

 

Luce una indiana con cuerpo casaca con petillo, con envarado interno y externo con esparto y vara de olivo, se completa con un pañuelo y un delantal de batista, bordada también en Dedal, en exclusiva para el traje. Los zapatos se adornan con lazo de mariposa.

Raquel quería un vestido a l’antiga y nos pusimos a buscar referencias en prendas antiguas que tenemos catalogadas por mi colaboración con los fondos del Museo de Etnología. El traje está hecho a medida y en exclusiva para ella, pero las referencias, el patronaje e incluso la manera de confeccionarlo guarda una armonía con la época que representa.

zàpatos-fallera

fallera-indiana-dedal-indumentat-lazos
fallera-indiana-dedal-indumentat-lazos
fallera-dedal-Indumentat
fallera-indiana-dedal-indumentat-puntilla

Una amistad forjada entre hilos
— Capítulo IV

 

María José sabía que tenía que ser ella, y no se equivocó. Reconoce que ha sido un placer trabajar con Raquel: Sabe muy bien quien es y lo que representa, pero cuando se quita la banda queda la persona.

Por su parte Raquel destaca la seguridad que le proporciona el trabajo de Dedal: Para mi es fundamental saber que vas correcta, e incluso cuando no vas, saber por qué es y ser dueña de tus decisiones.

Una complicidad de la que somos testigos en esta última prueba pocas horas antes de estrenar el vestido.

fallera-indiana-dedal-indumentat-lazos

 

Noche de albaes
— Desenlace

 

 

La última noche de albaes del último viernes de febrero, es el día elegido por Raquel Martín para estrenar este vestido. Sus amigas, Ruth y Edith,  también han confiado sus vestidos a Dedal Indumentaria. Una velada de armonía, de germanor, una noche divertida y alegre como su vestido, esta indiana que recorrió 1355 quilómetros para ella.

collage

 

Fotografía: Totem Audiovisuales para Indumentat.

 

Entrada anterior

Si buscas calidad en tus postizos de valenciana, la encuentras en Realce Paterna

Siguiente entrada

Una Crida en clau fallera