Por Laura Ballester. La noche del 2 de diciembre de 2017 será por siempre recordada como la noche en la que doce niñas recibían un homenaje por un año de ensueño. El hotel Westin y más de un centenar de invitados fueron testigos de que, realmente, lo que las Fallas une, no lo puede separar nadie.

corte-infantil-2017-indumentat-fallas

corte-infantil-2017-indumentat-fallas
Limusina rosa para un cuento con final feliz.

El jurado que hizo posible el sueño de estas doce “princesas”, como las llaman cariñosamente, no quisieron perder la oportunidad de rendirles merecido homenaje. A Rebeca la apodaron “la princesa Campanilla”, a Ariadna  “la princesa risueña”, a Yaiza “princesa de puro sentimiento”, a Marina “princesa de mis bailarinas rojas”, a Claudia “la princesa bondadosa”, a Yaiza “la princesa del mar”, a Sonia “la princesa de las eses”, a Marina “la princesa mimosa”, a Paloma “la princesa de los ojos más grandes y azules del mundo”, a Mar “la princesa cariñosa”, a Nuria “la princesa amable y cordial” y a Natalia “la princesa elegante”. Con ello, esas personas que confiaron en ellas la representación de la ciudad de Valencia, anunciaron que habían patentado el “para toda la vida 2017”.

Corte de Honor infantil 2017
Con el Jurado que las eligió.

La noche iba avanzando y la emoción se aumentaba por momentos, también en los padres, que no podían parar de mirar y aplaudir con la mayor de las fuerzas a sus niñas. Ahora, el turno le tocaba a esas trece hermanas mayores que han ganado este año, la Corte de Honor y Fallera Mayor de Valencia 2017. No quisieron, ninguna de ellas, perder la oportunidad de dedicarles unas palabras recordando el maravilloso sueño por el que hoy estaban siendo homenajeadas. Teresa Mocholí recordaba la canción “Mediterráneo”, la que más les representa a ellas. Y no quisieron quitarle protagonismo a las radios de los coches, las que han sido su medio de comunicación entre los coches oficiales, con los que competían a ver quien llegaba más pronto y podía desayunar tranquilamente. Raquel Alario, Fallera Mayor de Valencia 2017, quiso finalizar diciendo “Buenas noches, hasta mañana, con eso cerraban las radios” y con eso cerró ella el turno de las hermanas mayores.

corte-infantil-2017-indumentat-fallas
Con los chóferes que les han acompañado.

Si había preparada una sorpresa para los asistentes, ésta era la celebración de la “Primera Gala de Unicornios Falleros”. Once unicornios blancos con un pañuelo fallero al cuello, fueron a parar a once grupos de personas que habían sido especiales para ellas durante este año.

El primero, como no podía ser de otra forma, fue para la Corte de Honor y Fallera Mayor de Valencia 2017, “Unicornio a las más mimosas y cariñosas”. El “Unicornio a la inspiración y buen hacer” fue para el jurado que las eligió. El “Unicornio a los ángeles de la guarda falleros” fue para el Presidente de la Junta Centras Fallera, Pere Fuset, para todos los vicepresidentes y todos los acompañantes. El “Unicornio a los pilotos más rápidos de la ciudad” cayó en manos de los chóferes. También recibieron su premio los fotógrafos oficiales , “Unicornio a los fotógrafos de nuestros sueños”. El “Unicornio Parriam, piso, parriam” fue para Paco, Gaby y Vicente, que vivieron con ellas el momento de la Dansà. Pepe Martínez Tormo recibió el “Unicornio a la voz de la ilusión”. El “Unicornio al sacrificio, pero siempre a nuestro lado”, fue para los hermanos de todas las componentes de la Corte Infantil. Los padres, protagonistas indirectos de esta historia, no podían no tener uno, y por eso recibieron el “Unicornio a un equipazo, sin ellos no hubiera sido posible”. Y por último, la Corte Infantil quiso dedicarle uno a Clara Parejo, Fallera Mayor Infantil de Valencia 2017, “Unicornio a nuestra jefa, orgullosas de ti”. Y casi sin dejar finalizar, Clara saltó de su silla con un “esperad chicas”, cogió el micrófono y exclamó “¡falta el más importante!, el Unicornio más importante, el Unicornio a la mejor corte del mundo”.

corte-infantil-2017-indumentat-fallas
Con sus maestros de dansà.
corte-infantil-2017-indumentat-fallas
Con sus acompañantes.
corte-infantil-2017-indumentat-fallas
Con la familia, siempre muy cerca.
corte-infantil-2017-indumentat-fallas
Clara María, orgullosa de sus chicas

Y así, poco a poco, todos quienes han sido participes de este sueño, eran homenajeados por las homenajeadas. El sueño se convirtió en realidad y ahora, por siempre serán recordadas como la Corte de la Fallera Mayor Infantil de Valencia 2017.

corte-infantil-2017-indumentat-fallas

 

 

Entrada anterior

La indumentària molt present al Primer Aniversari de les Falles Patrimoni de la Humanitat

Siguiente entrada

Obri les seues portes Foc i Seda a Alzira