Una plaza, un patio de vecinos, un jardín, cualquier lugar donde se reúnen un grupo de cuatro o cinco niños puede convertirse en el escenario de sus juegos. En verdad no necesitan ni una pantalla ni un mundo virtual para divertirse como ya lo hacían sus abuelos, basta con un pañuelo o su propia imaginación. El amor por la tradición es parte de la filosofía de Flor de Cotó, un trabajo realizado con la ilusión, que pasa de padres a hijos y de hermanos mayores a pequeños.

falleras-niños-juegos-indumentat
El patio del Museu Valencià d’Etnologia con la Exposición “Inventant la tradició” al fondo.

El patio interior del Museu Valencià d’Etnologia es un lugar donde se respira paz y serenidad, como si el tiempo no pasara, con sus azulejos color añil, magníficos ficus, colocasias y helechos alrededor de una fuente redonda que recuerda la de las plazas de los pueblos. Es donde han quedado para jugar Alejandro y Daniela, presidente y fallera mayor Infantil de la falla Santa María Micaela – Martí el Humà y sus compañeros de comisión Paula, Pau, Marc i Valentina un domingo soleado. Mientras sus padres visitan la exposición “Inventant la tradició. Indumentària i identitat”, acompañamos a los niños en sus juegos de patio.

falleras-niños-juegos-indumentat

“Destapar la olla”

Alejandro, a sus 12 años, tiene dos pasiones el fútbol y la falla. Como un caballero se ha ofrecido a pagar, cuenta hasta veinte y empieza a buscar a sus amigas Paula, Valentina y Daniela.

falleras-niños-juegos-indumentat

Alejandro lleva un traje de finales del siglo XVIII con jupetí de seda y jupa listada a juego con el calzón corto de Flor de Cotó. Escapulario hecho a mano de la Virgen de los Desamparados.

falleras-niños-juegos-indumentat

falleras-niños-juegos-indumentat

Pero si no está muy atento pronto empiezan a asomarse las cabecitas de sus compañeras dispuestas a ponérselo difícil, si Alejandro se despista, alguna llegará hasta la pared y cantará: “destape l’olla que està bullint, vint i vint“. Si tal cosa sucede, nuestro presidente volverá a pagar.

“La lluna, la pruna”

Al sol y bajo el ficus los niños giran divertidos en corro, mientras cantan:

“la lluna, la pruna ,

vestida de dol,

sa mare li pega

son pare no vol.

Xim, xim, borrello,

campana de fusta

i batall de segó”

falleras-niños-juegos-indumentat

El corro se deshace y se convierte en cadeneta que dirige Daniela, la Fallera Mayor infantil de la Falla.

falleras-niños-juegos-indumentat

Daniela lleva un vestido según los patrones del siglo XVIII con una seda estrecha de Compañía Valenciana de la Seda, de nombre “Jacarandas” en color verde, todo confeccionado en Flor de Cotó. Manteletas en cadeneta con oro y lentejuelas y peinetas del Taller de Flor d’Aigua.

L’ama carabassera

A cada jugador le corresponde un número, l’ama carbassera en este caso Alejandro, comienza diciendo:

“Al corral de ma tia sabonera hi ha dos carabasses”

y Paula, que tiene el número dos, contesta:

“Com dos?”

Alejandro de nuevo le interpela:

“Què cuantes?”

Paula deberá decir rápidamente otro número que, muy atento, comenzará de nuevo el diálogo. Si algún jugador no está atento, acabará pagando una prenda.

juegos-infantiles-falleros-Indumentat

Paula, levanta la mano al oír su número. Lleva un vestido en brocatel con un dibujo de casulla confeccionado con los patrones del siglo XVIII en manga larga, todo de Flor de Cotó. Manteletas de batista y cadeneta de oro.

Los juegos más tranquilos se alternan con los de correr, esta carrera entre los arcos del patio del Museo, no tiene un claro ganador pero todos se entregan con pasión al reto.

juegos-infantiles-falleros-Indumentat

La gallineta cega

Valentina, a sus 6 años, es la protagonista de este juego, Daniela muy responsable intenta taparle los ojos, pero no resulta fácil con su moño trasero…

“Gallineta cega, que has perdut?

Una agulla i un canut.

Busca per la ximineia

No, que em faré negra.

Busca pel terrat,

No, que em faré gat.

Busca qui t’ha pegat!

juegos-infantiles-falleros-Indumentat

Valentina lleva un traje con patrones del siglo XVIII con jubón de manga larga envarado y guardapiés con flores. Manteletas con dibujo clásico de Palmas en batista y cadeneta de oro. Un trabajo confeccionado en Flor de Cotó.

Como la galleneta no resulta posible, Marc proponen al grupo hacer un descanso y acercarse a la fuente a beber. No están muy claras sus intenciones con el agua y el resto de amigos lo vigilan por si acaso.

juegos-infantiles-falleros-Indumentat

Marc i Pau llevan jupetins de casaca de principios del siglo XVIII con saragüells de lienzo. Barriguera de punto hecha a mano y escapularios artesanos de la Virgen de los Desamparados, de Flor de Cotó.

juegos-infantiles-falleros-Indumentat

Mientras algunos vigilan a Marc, Pau i Paula tienen una cita junto a la puerta de la antigua capilla neobizantina, hoy sala Alfons el Magnànim, lo que no saben es que sus amigos les observan de cerca….

juegos-infantiles-falleros-Indumentat

La xata mereguera

Las niñas forman dos filas paralelas mirándose unas a otras y mueven sus caderas con las manos sobre la cintura mientras cantan:

“La xata merenguera,

huit, nou, deu.

Com és tan fina, 

trico, trico, tras, 

com és tan fina, 

lairó, lairó,

lairó, lairó, lairó..”

juegos-infantiles-falleros-Indumentat

juegos-infantiles-falleros-Indumentat

No hay mejor manera de homenajear a la indumentaria que como lo sienten en Flor de Cotó, con la pasión de un niño. Prendas diseñadas y confeccionadas para ser vividas, para crear recuerdos, para revivir un pasado desde el respeto y el amor por la tradición.

Fotos: Totem audiovisuales para Indumentat.

Entrada anterior

L'Estoreta Velleta de Daniela Esteve Bueno

Siguiente entrada

Ely Gomis: vivir apasionadamente un sueño