Adentrarse en la sala de diseño de L’Atelier de la Seda es contemplar un proceso creativo en el que se dan la mano la historia del tejido con la investigación y la última tecnología en impresión. Dos mundos que apasionan a Arturo Torremocha, estudioso de estampados, restaurador de piezas particulares, creador de nuevos dibujos para sedas y algodones. Desde todos los rincones de España, la riqueza de la indumentaria le permite conocer técnicas y procesos de antaño para aplicarlos a la demanda actual. En sus viajes por la geografía española ha encontrado joyas en tela, con muchas similitudes, que en ocasiones sólo cambian de color: Andalucía, Castilla, Galicia o el País Vasco. Trajes regionales que en lugares con climas más fríos llevaban y se siguen vistiendo en nuestros pueblos de interior como Requena, Cheste o Enguera.

_MG_1245 Atelier Seda Indumentat

Su madre era modista. La observaba de niño y disfrutó de joven analizando el patronaje de prendas antiguas de manera autodidacta. Lo primero que realizó fueron los refajos de paño. Nos muestra un ejemplo en color mostaza. Un delicado trabajo que obtuvo gracias a la colección particular de José Luis Pérez Palazón, un indumentarista de la Alberca, en Murcia, y partir del que L’Atelier de la Seda diseña un renovado tejido.

Ha sido necesario acomodarlo a las caídas porque antiguamente los tejidos no se encaraban como ahora. Antiguamente se estampaban en tinta pero hoy, si tocas, verás que es un flocado en terciopelo que tiene relieve y que gusta así mucho más. Es una actualización técnica de un estampado clásico. El flocado es un sucedáneo del terciopelo labrado, es como pegar cada uno de los pelitos y le da esa sensación suave cuando pasas la mano.

_MG_1189 Atelier Seda Indumentat
_MG_1197 Atelier Seda Indumentat
_MG_1200 Atelier Seda Indumentat
_MG_1209 Atelier Seda Indumentat

 L’Atelier de la Seda trabaja en el desarrollo de la muselina de Madrás un algodón fino, de hilado suelto y algo áspero. No es un tul bordado, sino una tela que permite mostrar el guardapiés o falda de la indumentaria. Originario de la ciudad del mismo nombre el Madrás es más rústico e irregular. Se obtiene al combinar varias fibras naturales o mezclas sintéticas. Nos enseña una muestra en seda con dibujo en tejido transparente.

_MG_1176 Atelier Seda Indumentat

Este tipo de tela viene de la Moda Imperio del XVIII y se emplea sobre faldas o guardapiés de seda, también en pañuelos y delantales. A finales del siglo XIX se emplea incluso en las cortinas de muchas casas – nos comenta Arturo Torremocha.

_MG_1170 Atelier Seda Indumentat
_MG_1180 Atelier Seda Indumentat
_MG_1155 Atelier Seda Indumentat

El Gutemberg de la Seda

Los refajos labrados y flocados fueron su segunda etapa en el mundo de los tejidos. Era el año 1994 cuando abre su tienda “Abolengo” en Requena. Su buen amigo Fermín Pardo le introduce en el mundo de la indumentaria, que sería su nuevo gran hobby. Descubre la indumentaria tradicional para la vendimia. Se inicia en el tema de la estampación con la experiencia de haber trabajado 15 años en una imprenta en Alaquàs. Arturo todavía guarda sus primeros diseños realizados a mano en unas carpetas que nos descubre con cariño. En la actualidad los termina por ordenador con la ayuda de su colaborador Lucas Ramón Silvestre.

_MG_1216 Atelier Seda Indumentat
_MG_1221 Atelier Seda Indumentat
_MG_1223 Atelier Seda Indumentat
_MG_1222 Atelier Seda Indumentat

Las sedas estampadas son otra de sus especialidades. La primera indiana de seda que realizó fue para Gloria Martínez Amigó, Fallera Mayor de Valencia 2008, para la Dansà a partir de una reproducción de un tafetán antiguo original Vicente Ferrándis.

_MG_1163 Atelier Seda Indumentat

Ha buceado en libros de Historia para aprender como se realizaron las primeras indianas, cuando la seda de la China se pintaba con pincel y se rellenaba el raport (cada fragmento del dibujo) a mano, hoy se digitaliza y posteriormente se estampa.

Estas sedas en blanco necesitan un proceso previo con mordientes, desaireante y deshumectante, para que se estampe bien y la tinta penetre mejor. Eso no ha cambiado, así que hemos de prepararlas para el proceso de estampación- nos explica – porque la humedad o los tintes la afectan de diferentes modos. Por eso a posteriori del fijado necesitamos aplicar vapor para que, a determinada temperatura, la tinta reacciones con las moléculas del tejido y se consigue que el color no se altere. Luego se ha de lavar para retirar el mordiente y el sobrante de la tinta.

_MG_1258 Atelier Seda Indumentat

Enamorado de los procesos aplicados en algodones y sedas, decide en 2009 dejar la imprenta y dedicarse sólo a L’Atelier de la Seda en Valencia. En septiembre de 2012 abre además la venta al público, no sólo al por mayor. Un momento excelente tras el éxito de la tela elegida por Rocío Pascual, Fallera Mayor Infantil de València 2012 para la Dansà.

_MG_1232 Atelier Seda Indumentat

Los terciopelos labrados

Arturo Torremocha continúa sus viajes por ferias, sus vecinos de Requena, Titaguas y amigos de Teruel le siguen ofreciendo joyas antiguas para que pueda seguir investigando. Una vecina de Tuéjar le regaló un justillo y, al estudiar su patronaje, observó como éste creció con los años y se aprovecharon las mangas. Mientras nos enseña un chaleco del Museo de Etnología de Requena, nos muestra cómo se realizará el trabajo de conservación del estampado para poder reproducirlo. El motivo pervive al tiempo escondido debajo de la solapa. Nacen así los anhelados terciopelos labrados de l’Atelier de la Seda. Para la reina de las fiestas de Titaguas realizó una reproducción de un jubón en negro y rosa sobre raso mate. Piezas muy exclusivas que no pasan desapercibidas.

_MG_1287 Atelier Seda Indumentat
_MG_1276 Atelier Seda Indumentat
_MG_1154 Atelier Seda Indumentat
_MG_1271 Atelier Seda Indumentat
_MG_1282 Atelier Seda Indumentat
_MG_1265 Atelier Seda Indumentat
_MG_1149 Atelier Seda Indumentat

Los terciopelos labrados  de las basquiñas que se hacían en Valencia a finales del s. XVIII se emplean en jubones, chalecos y delantales. Nos enseña una muestra de un tejido antiguo de Salamanca en color granate que se empleaba para ceremonias y momentos solemnes encima de guardapies coloreados. Un elemento sobrio del vestir que hoy se convierte en una falda más dentro de las opciones de indumentaria.

_MG_1294 Atelier Seda Indumentat

_MG_1149 Atelier Seda Indumentat

_MG_1299 Atelier Seda Indumentat

_MG_1301 Atelier Seda Indumentat

Sus tejidos son tan viajeros como él. Por eso podemos encontrar su trabajo en la indumentaria tradicional de trajes regionales en Asturias, Galicia, Zamora, Salamanca, Burgos, Soria, Segovia, Valladolida, Huesca, Teruel además de en numerosos pueblos de la Comunidad Valenciana. En 2013 abre su tienda online que permite realizar pedidos desde cualquier rincón del planeta. L’Atelier de la Seda enamora en Francia, Portugal o Cerdeña donde le solicitan sus tejidos así como las mantillas de media luna y  ternos de terciopelo labrado o las telas en algodón y seda para justillos y jubones como la que realizó para la Reina de la Fiesta de la Vendimia de Requena.

_MG_1162 Atelier Seda Indumentat
_MG_1161 Atelier Seda Indumentat
_MG_1153 Atelier Seda Indumentat
_MG_1151 Atelier Seda Indumentat

En estos momentos Arturo Torremocha prepara la temporada de tejidos para las fiestas de El Pilar de Zaragoza y una nueva colección de pañuelos de algodón y de seda a la lyonesa (conocido hoy como serigrafía). También pañuelos de estameña en lana estampados, bordados que buscan sobre todo los grupos de danza tradicional y el devoré, una técnica inversa del flocado. Propuestas de indumentaria popular que se hace regional y que se mantiene viva gracias al trabajo de estudiosos como él, preocupados en buscar los orígenes de los que nos precedieron y mantener fiel su memoria.

_MG_1305 Atelier Seda Indumentat

_MG_1308 Atelier Seda Indumentat

Fotografías: Totem Audiovisuales para Indumentat.

Entrada anterior

Una Crida en clau fallera

Siguiente entrada

Visites guiades gratuïtes a l'exposició "Inventant la tradició, indumentària i identitat" al Museu Valencià d'Etnologia. Del 9 al 17 de març.