Si un objeto ha adquirido  fama en los últimos años en la indumentaria fallera es la conocida como caramba. Un objeto muy bonito, lucidor y al que se le añade además la facilidad de confeccionar de forma casera por unas manos mañosas.

Es habitual ver «carambas» en muñecas (las conocidas como «manillas»), sobre la banda fallera, ajustadas al cuello (se les llama también ahorcadores), sobre manteletas, en la cintura, en el blusón fallero o en el jupetí en los hombres.

Detentes-indumentaria-tradicional-Indumentat

Sin embargo, esos coloridos diseños que podemos encontrar bajo el nombre genérico de carambas en cualquier tienda, página web o feria sobre la materia, no siempre son carambas. De hecho, casi nunca son carambas.

Un poco de historia

La caramba surgió en el siglo XVIII, se trataba de una cinta en bucles anudadas con lazos que se colocaba en la parte delantera del peinado, sobre el moño, por eso también era conocido como «rascamoños».

Goya-Alba-indumentat
«Duquesa de Alba» de Francisco de Goya con una bonita caramba roja en su cabello.

Su denominación también es curiosa, ya que se llamó así en honor a una tonadillera muy conocida en la época que siempre lucía este tipo de tocados sobre su peinado y cuya canción más popular apelaba a esa interjección a modo de estribillo.

Sin embargo, hoy en día bajo el paraguas de carambas encontramos todo tipo de objetos decorativos. En ocasiones confundimos caramba con:

Escapulario: Se trata de dos trozos de tela unidos por un cordón y que se pasan por el cuello. Llevan pintado, guardado o bordado una insignia o imagen religiosa. Un trozo de tela cae sobre el pecho y  el otro sobre la espalda. Escapulario-parte-delantera-Indumentat

Escapulario-parte-trasera-espalda-Indumentat

Camafeo: es una piedra o concha tallada en relieve. Se utiliza como joya. Suele llevar esculpida la imagen de una mujer.

Escarapela: también conocida como cucarda. Se trata de un rosetón de tela superpuesto a un lazo en forma de V invertida. Es típico lucirlo con los colores de la bandera nacional y se suele llevar sobre el pecho o sobre una banda a modo de reconocimiento.

Insignia: muchas comisiones falleras han decorado las tradicionales insignias de su comisión con estas bonitas lazadas y, en muchos casos, sustituyen a la banda fallera como una forma de reconocer a los miembros de una comisión.

caramba-insignia-falleras-ofrenda-mantilla-Indumentat
Bonitas «carambas» con insignias sustituyendo a la banda fallera.

Y así, llegamos al detente: también llamado Devocional, es un objeto que se prende como un broche en el pecho y que se diferencia de un escapulario por tener una parte única. Se confeccionan con un recorte de tela en el que se imprime una imagen religiosa y se acompaña de otros elementos de pasamanería como tira bordada, lazos o cinta a modo de marco. El más conocido es el dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, sin embargo es habitual encontrar en Valencia imágenes alusivas a la Virgen de los Desamparados, San Vicente Ferrer o San Vicente Mártir.

Caramba-Indumentat-1

Curiosamente su primer uso fue militar. Durante las guerras carlista y la Guerra Civil Española se le conocía como  «detente bala» y se usaba para protegerse en la contienda.

El mismo Papa Pío IX, tras escuchar la historia de una mujer que  le entregó uno a su hijo durante la guerra de unificación italiana y salió ileso tras rebotar una bala que iba destinada su pecho, bendijo el detente e incluso redactó una oración para todos aquellos que lo llevasen.

El uso del detente se extiende entre los católicos para los que significa ¡Detente Satanás, pasión, enemistad, penas, peligro, infierno! Mi esperanza, mi todo está conmigo!

Detente-6-Santet-Indumentat

En resumen, toda una historia detrás de cada uno de estos objetos que tienen su propia denominación. Con un léxico tan rico…¿por qué llamar a todo caramba?.

Detentes realizados por Santet Artesanía.

Detente-5-Santet-Indumentat
Detente-2-Santet-Indumentat
Detente-1-Santet-Indumentat

 

 

 

Previous post

El Festival "Balls al Carrer" vuelve a la Plaza de la Virgen de Valencia

Next post

Diseños de Josep Corts en la boda de Vanessa Lerma