Clavariesa, festera, hermana de una cofradía, todas ellas tienen en común que pertenecen a una asociación religiosa que festejan unos actos determinados en honor a un Santo. Según la época del año o bien si es Semana Santa o Fiesta de Gloria, pueden determinar la forma de vestir de la mujer.

Solo si es Semana Santa, como pueden ser los llamados días de dolor se exige que la vestimenta sea de riguroso negro. Teja, mantilla, si se va de largo o de corto – en ese caso, largo adecuado por debajo de la rodilla-  ésta no debe rebasar el largo del vestido. Es apropiada la manga francesa o al codo mínimo y escotes recatados;  como complementos un rosario y guantes calados o no.

Después están las demás fiestas, como las patronales o tradicionales de cada rincón de la Comunidad Valenciana,  que son fiestas más alegres y que no requieren el luto a la hora del vestir pero si un decoro porque no olvidemos que estamos participando de una fiesta religiosa. En estos casos es adecuado utilizar colores oscuros o claros si es de mañana o de noche el acto. En la procesión la mantilla también puede elegirse clara para actos de mañana y negra para actos de noche, aunque en algunas ocasiones la clara es para mujeres solteras y la negra para las casadas.

collage clavariesa
Clavariesa en las Fiestas de Les alfàbegues de Bétera. Diseño de Fran Tochena Costura.

En estos casos los largos adecuados, los escotes recatados, hombros y brazos cubiertos deben mantenerse, no olvidemos que estamos acudiendo a un acto religioso y el respeto está por encima de todo.

Entrada anterior

Entrevistem les candidades dels sectors Jesús, Rascanya i Botànic - La Petxina

Siguiente entrada

El XIII Concurso del Mantón de Manila se acerca: ¿y si ganas?