El Museo de Cerámica de Paterna nos abre sus puertas para presentar la colección de rodetes y moños de la firma Realce para la nueva temporada. La posticería de esta empresa se realiza como la alfarería tradicional donde las manos son fundamentales para elaborar un trabajo artesano.

_MG_8706-moños realce Indumentat

La luz de esta lámpara, de la segunda mitad del siglo XIII, decorada con motivos epigráficos, geométricos y profilácticos sirvió para iluminar la melena de alguna estancia privada. Allí se peinaba junto al candil una doncella de Paterna y realizó delicados recogidos y trenzas.

_MG_8711-moños realce Indumentat

_MG_8714-moños realce Indumentat

En el patio central del Museo de Cerámica de Paterna, rodeados de socarrats tradicionales, observamos otro elemento doméstico del s. XIV – S.XV. Estas tinajas llevan un sello que representa una torre de cuatro almenas sobre basamento de piedra. Otras se marcaron con el sello del “Agnus Dei” (Cordero de Dios). En ellas se guardaba agua para uso personal. El peinado humedecido, para retirar las greñas, formaba parte del aseo diario.

_MG_8726-moños realce Indumentat

Así se siguen cuidando hoy estas piezas postizas en Realce Paterna. El moño trasero de valenciana ha de ser una pieza compacta porque ésta es la base para sujetar con firmeza peineta, aderezo y, en momentos de recogimiento, la mantilla.

_MG_8721-moños realce Indumentat

_MG_8746-moños realce Indumentat

Las piezas de “obra aspra”

En la cocina se guardaban piezas denominadas de “obra aspra”, la serie de orzas, lebrillos, cazuelas y tinajas con graffitis nos acompañan en este pequeño homenaje a las mujeres que nos dejaron sus recetas como mejor legado. Realce también dispone de posticería de pelo sintético en una amplia gama de tonalidades en gris para las valencianas que, sin reparo por la edad, se siguen vistiendo de valenciana. En Històries de Fang i Foc se cuenta que en Paterna se fabricaban distintos tipos de cerámica. Según para lo que se fuera a emplear, podía estar solamente bizcochada, esto es, sin ningún producto sobre su superficie que la impermeabilizara, por lo que esta cerámica respiraba a través de sus poros.

_MG_8825-moños realce Indumentat
_MG_8763-moños realce Indumentat
_MG_8760-moños realce Indumentat
_MG_8768-moños realce Indumentat

Sin duda el pelo también necesita hidratación y cuidado para un correcto mantenimiento. Por eso es conveniente, como si de piezas de alfarería se tratara, revisar el estado en el que se ha guardado y aprender los secretos para su perfecta conservación.

_MG_8731-moños realce Indumentat

Artesanía hecha a mano

Nos adentramos en esta galería no sin antes reparar en una pieza única en el mundo: El cántaro de novia. Como si de una novia se tratara, en Realce personalizan al máximo cada uno de sus rodetes y moños postizos. Se estudia el tamaño de la cara en niñas y mayores, también el color del pelo, se toma medida y se realiza a mano pensando en cada clienta. Piezas exclusivas como este cántaro del s. XIII pintado en manganeso y decorado mediante calados y esgrafiados. Un trabajo artesano como los postizos de esta firma de Paterna con más de 30 años de experiencia.

_MG_8747-moños realce Indumentat

_MG_8751-moños realce Indumentat

Una de las salas más admiradas es la del menaje del hogar. ¿Cómo han pervivido en el tiempo platos y escudillas del siglo XV? Ubicamos la colección de Realce entre estas piezas que ocuparon alacenas de salones y casas señoriales. Pintadas en azul y dorado, de la serie de hojas de perejil y flores de peonia, nos apetece imaginar aquellas jóvenes con el pelo recogido para preparar las mesas más elegantes y recibir a sus invitados.

_MG_8783-moños realce Indumentat

Estas vajillas doradas de primera calidad eran imprescindibles en aquella época pues servían para presumir de pertenecer a una familia acomodada. Estaban compuestas por jarros, escudillas, cajas, vasos, redomas, servidoras, cuencos  y platos. Se decoraban con elementos zoomorfos (aves con alas extendidas), vegetales (hojas, tallos, racimos) y náuticos. No faltaba detalle.

_MG_8796-moños realce Indumentat
_MG_8799-moños realce Indumentat
_MG_8812-moños realce Indumentat
_MG_8809-moños realce Indumentat
_MG_8821-moños realce Indumentat
_MG_8817-moños realce Indumentat

El peinado de valenciana es un elemento femenino que, al igual de la cerámica de Paterna, se reconoce en todo el mundo. Cuidarlo es darle la importancia que merece. Ese es el valor que distingue a Realce, una empresa que respeta y mima el simbolismo de uno de los elementos fundamentales de nuestra indumentaria: el peinado de valenciana.

_MG_8791-moños realce Indumentat
_MG_8789-moños realce Indumentat
_MG_8788-moños realce Indumentat
_MG_8801-moños realce indumentat
_MG_8737-moños realce Indumentat

Agradecimientos: Museo de Cerámica de Paterna – Ajuntament de Paterna.

Fotografías: Totem Audiovisuales para Indumentat.

Entrada anterior

Algemesí es prepara per a les celebracions de la Mare de Déu de la Salut 2018

Siguiente entrada

Les candidates dels sectors que envolten el llit del Túria