La mantilla es una prenda imprescindible en la indumentaria de valenciana, sin embargo, en ocasiones se valora como un “complemento” ya que no en todas las ocasiones se requiere su uso. Hemos consultado a Ana Jiménez, gerente de Artesanía Viana, para conocer un poco más sobre esta pieza y disfrutar de algunas preciosas muestras.

“Aunque no es una pieza que se deba utilizar siempre, su empleo es de obligado cumplimiento en determinadas ocasiones. Esa es la diferencia con un complemento que es de uso voluntario, como un abanico, un camafeo o un mantón.”

viana museo indumentat totem-88

Las Atarazanas: un paseo por la Valencia marinera del siglo XIV con Artesanía Viana

Las Atarazanas, situadas en el Grao de Valencia, constituyen el principal edificio de la ciudad destinado en origen a la construcción y reparación de embarcaciones, a la guarda de aparejos marítimos y también en una determinada época, al almacenamiento de bienes muy importantes que llegaban a la ciudad por mar, como era el trigo y otras mercancías.

Nos ofrecen la imagen de una Valencia cuyo comercio marítimo, fue sin duda, de los más significativos del Mediterráneo, durante los siglos XIV, XV y XVI, época de máximo esplendor para el desarrollo comercial y para la historia de la ciudad.

viana museo indumentat totem-83

Tras un época de uso cotidiano, en la actualidad se ha reconvertido en un espacio cultural de primera magnitud; una metáfora extrapolable a la pieza tan singularmente valenciana que tratamos hoy, la mantilla. Una prenda de uso diario que se ha convertido en una de las joyas más favorecedoras y singulares de nuestra indumentaria.

“la mantilla o mantellina es la pieza con la que las mujeres se cubrían la cabeza y la espalda,  una prenda en sus inicios de diario y de uso doméstico con tres finalidades: abrigo, modestia y ornamentación. En la actualidad es una pieza exquisita y bella. Las mantillas con las que nos cubrimos la cabeza hoy en día, lujosas y trabajadas, no eran las de uso cotidiano sino las de los grandes acontecimientos y fiestas de guardar. “

La genuina mantilla de media luna y la elegancia de los ternos

La mantilla de media luna mitja lluna o de llista, tiene forma semicircular y se pone la parte recta por encima de la frente y la redonda cayendo sobre hombros y espalda.

viana museo indumentat totem-40

Es una mantilla genuinamente valenciana que en la actualidad resulta de las más demandadas. Lo más habitual es que cubra hasta la cintura, una evolución de la misma es la conocida como dengue, que tuvo su máximo apogeo a principios siglo XIX. La versión más reducida de la misma se ha popularizado con el nombre de velo, una prenda sutil y ligera que en la actualidad se reclama mucho porque permite lucir la totalidad de traje al que acompaña.

Otra de las mantillas que destacan en los catálogos actuales los grandes artesanos como Viana, son los ternos. Una pieza que se debe llevar también sobre los hombros, de entre 70 y 100 centímetros de largo y 30 y 50 cm de ancho como medidas más estándar. Se caracteriza también por una amplia puntilla rodeando la pieza central que en muchas ocasiones es opaca y un cuadrado que tapa y protege ligeramente el cabello y en ocasiones algo de rostro.

Inés lleva una mantilla bordada en pespunte sobre un tul de rejilla muy trabajado. Se trata de una media luna clásica que cubre hasta la cintura y el brazo hasta el codo.

viana museo indumentat totem-30
viana museo indumentat totem-30
viana museo indumentat totem-26

Tania  un modelo bordado sobre tul de seda donde destacan sus flores bordadas al aire. Los detalles del dibujo están rematados en richelieu de forma manual por una bordadora.

viana museo indumentat totem-40
viana museo indumentat totem-40
viana museo indumentat totem-40

Isabel nos muestra una interpretación más reducida. Con el cuadrante superior bordado sobre encaje y rematado con un volante de chantilly. Se trata de la pieza que llevó la Corte de Honor de la Fallera Mayor de Valencia 2016. Artesanía Viana es indumentarista oficial de Junta Central Fallera desde 2012 y volverá a realizar las mantillas y manteletas de la Fallera Mayor de Valencia y su Corte el próximo año 2018.

viana museo indumentat totem-40
viana museo indumentat totem-40
viana museo indumentat totem-40

De nuevo es Isabel la que nos trae una versión reducida. En esta ocasión realizada sobre un tejido nipi, de ahí su color más subido ya que se trata de un tejido natural sacado del árbol de la piña muy utilizado para combinar con encajes antiguos, en el que podemos apreciar el remate hecho con una puntilla en punto París, también conocido como filigrana o punto de rosas.

viana museo indumentat totem-62
viana museo indumentat totem-62

La tradicional Mantilla de toalla

Se trata de una pieza no tan de uso en la actualidad como las anteriores pero de gran belleza y espectacularidad. De forma rectangular y simétrica. Cubre cabeza y hombros y se sujeta con los brazos, lo que le da mucha prestancia y elegancia a la mujer que la lleva, una recreación de su primitivo uso como prenda de abrigo.

Inés nos sorprende con una mantilla de toalla no excesivamente larga. Realizada sobre un plumetí con florecitas sueltas rematada con puntilla de valencienne lo que le proporciona una gran ligereza a pesar de su tamaño. Una mantilla adaptada a los nuevos tiempos pero manteniendo su naturaleza.

viana museo indumentat totem-40
viana museo indumentat totem-40

Estas mantillas junto con la de tres picos, de forma totalmente triangular o la mantilla española, que se incorporan desde otras zonas de España a finales del siglo XIX, son las más habituales. Durante años las de tres picos y la mantilla español protagonizaron todos los actos religiosos, aunque en los últimos años es mucho más habitual ver mantillas de media luna, en cualquiera de sus versiones, recuperando de esta manera una prenda de origen valenciano. Prueba de ello es que desde el año 2010 todas las Falleras Mayores de Valencia han lucido este tipo de mantillas en la Ofrenda a la Virgen, siendo en los últimos años en sus versiones más reducidas apenas cubriendo los hombros.

Destacan los colores originales de las piezas: blanco, crudo y negro como los más utilizados, aunque el color negro no fue de uso habitual hasta principios del siglo XIX.

viana museo indumentat totem-21

Actualmente se utilizan fundamentalmente para actos religiosos, aunque nuestras modelos Isabel Tomás de la Falla La Victoria de Puerto de Sagunto y miembro de la Corte de Honor de la Fallera Mayor de Sagunto 2018, Inés Paricio Fallera Mayor 2017 de la Falla Doctor Álvaro López  – S. Juan de Dios y Tania Carles de la Falla Barrio Beteró nos han ofrecido una demostración de elegancia en el magnífico escenario de las Atarazanas del Puerto.

Un bonito contraste entre el estilo gótico del edificio, las propuestas culturales de vanguardia de su interior y la delicadeza de nuestras mantillas valencianas de la mano de Artesanía Viana.

viana museo indumentat totem-84

Estilismo: Artesanía Viana

Fotografías: Totem audiovisuales para Indumentat.

Previous post

El traje tradicional del Valle de Ansó

Next post

Les candidates preseleccionades del centre de València