Entre la avenida Guillem de Castro y la de Barón de Cárcer se encuentra la calle Maldonado, en el corazón de la Plaza del Pilar. Y por su escaparate pasan, desean y aciertan, como los personajes de las obras del poeta dramaturgo valenciano, nuevos amantes que recorren las callejuelas del Barrio dels Velluters. Dejan a su paso el Colegio del Arte Mayor de la Seda, se miran en silencio, pasean por los jardines de la Biblioteca Municipal, se adentran en el MUVIM. Se acerca el Día de los Enamorados, que muchos argumentan celebrar los 365 días del año. Sin embargo, para otros tantos el 14 de febrero comienza una fecha que marcará el inicio de una nueva vida juntos. Hasta aquí nuestro punto de partida para una invitación: Descubrir que se ama y celebrarlo de la mano de Santamaría Orfebres.

_MG_1580 Santamaría Orfebres Indumentat

Nos adentramos en su espacio de trabajo, en silencio. Observamos las manos de Elena Santamaría trabajar con precisión. Suena una música. Se intuye un perfume. Y en ese relajado ambiente de trabajo, comienza el diseño de piezas diferentes y únicas.

_MG_1593 Santamaría Orfebres Indumentat

La Colección Herencias es todo un mundo de posibilidades, de caprichos, de deseos, de antojos. Piezas que enamoran, creadas en el mismo taller de esos aderezos y peinetas que pasan de fallera a fallera en una misma familia. Su colección de alta bisutería se concibe con la misma intención.

Nos encanta que la mujer o el hombre de sentido a nuestras creaciones, que surgen de eso, de la vida cotidiana. Una noche especial, un regalo ante nuestro escaparate, una sorpresa tras un abrazo, un sí quiero. Tenemos tantas y diferentes ocasiones para regalar. Herencias es el resultado del sentimiento que le ponemos a nuestras piezas. Y el fruto del legado que nos viene de familia. Porque esa transmisión de sentimientos, de conocimientos se transforma en piezas que nos identifican. Y eso nos llega al corazón – explica Elena Santamaría.

Para los que aman y reconocen la alta bisutería

Seleccionar las piezas no es labor fácil porque cada una de ellas encierra una historia como la de aquellos que las reciben. Regalar una gargantilla de metal envejecido en coral y ojo de gato es pensar en una mujer con mucha personalidad. Esta pieza – nos cuenta Elena Santamaríaes para alguien que sabe muy bien lo que quiere encontrar. De hecho quien la tiene afirma que “esto era lo que buscaba y no encontré hasta hoy“- Amor verdadero. Exclusivo. Porque la alta bisutería se valora, no son aleaciones.

_MG_1495 Santamaría Orfebres Indumentat

Los clientes habituales de sus aderezos y peinetas de valenciana les empezaron a pedir estas piezas. Querían que Santamaría Orfebres realizara con el mismo mimo estas piezas de diario.

Muchas personas vienen a buscar sus complementos de fallera y descubren que tenemos Colección Herencias. Entonces nos encargan piezas para esa hija que se casa pronto y regresan para que realicemos el diseño de su día más especial.

Nacen entonces piezas como estos pendientes de plata con perla de lágrima cultivada, cristal de Swarovski y cierre omega de seguridad. O estos segundos también en plata, modelo Luna, unos de los más solicitados por su tamaño favorecedor. Para dos novias con una fecha de compromiso.

_MG_1506 Santamaría Orfebres Indumentat

_MG_1519 Santamaría Orfebres Indumentat

La princesa Sherezade es el personaje principal y narradora de la extraordinaria obra literaria oriental que forma parte de la cultura islámica y universal “Las mil y una noches“. Así se llaman estos pendientes de metal chapado en oro con una piedra chocolate. Pura pasión.

_MG_1514 Santamaría Orfebres Indumentat

Iris es el nombre de esta propuesta para San Valentín, un conjunto chapado en oro montado en ópalo, lleva en el centro una piedra de ámbar. El ópalo se denomina también “Piedra de los Artistas” y dicen que es capaz de sacar a la luz todos los talentos ocultos. Es la piedra adecuada para los que buscan la serenidad mientras que el ámbar aporta estabilidad.

_MG_1551 Santamaría Orfebres Indumentat

Para las más románticas Colección Herencias reserva este broche en metal envejecido. Pensado para aquella mujer de buen gusto, que aprecia el valor de los pequeños detalles, un tanto bohemia pero exquisita. Una pieza que nos traslada a los tiempos del Art Nouveau como también lo hace, en su vuelo esta hebilla para el pelo que representa una libélula.

_MG_1555 Santamaría Orfebres Indumentat

_MG_1573 Santamaría Orfebres Indumentat

Reservamos para el final la pieza madre de Colección Herencias, un básico para aquellas mujeres que lucen a diario alta bisutería. Un trébol de cuatro hojas, un motivo que Santamaría Orfebres incrusta en muchos de sus trabajos. La razón ya la conoces. En la calle Maldonado te esperan. Y si el amor no llega, ves a buscarlo. Hazte un regalo.

_MG_1540 Santamaría Orfebres Indumentat

Escríbía Guillem de Castro que “Nunca el bien hacer se pierde“. Así pues en Santamaría Orfebres los enamorados encuentran su pieza perfecta, porque como nos recuerda el dramaturgo “quien no se aventura no ha ventura“. Y ese es el primer paso para el amor. El segundo, el compromiso con Colección Herencias.

Fotografías: Totem Audiovisuales para Indumentat.

Entrada anterior

Fallera Mayor frente al espejo: la magia de la última prueba

Siguiente entrada

Cultura Festiva convida a les comissions falleres a enviar fotos que reflecteixen els valors d'esforç i germanor de la Festa per a la Crida (fotografias@fallas.com)