Los sombreros masculinos son una de las piezas de indumentaria que ha regresado con fuerza a los actos religiosos de fiestas mayores. Son muchos los modelos que podemos ver en la calle durante las Fallas, procesiones y encuentros de baile tradicional, pero conviene recordar sus orígenes y elegir el adecuado para el momento.

Bien es cierto que los más elegantes y regios los llevaban los hombres más pudientes aunque algunos, confeccionados en fieltro, terciopelo o lana, aunque se utilizaban a diario para protegerse del sol pero también eran un como complemento de elegancia y distinción. Recordemos que en el siglo XVIII los hombres empleaban además cofias o pañuelos de seda a modo de redecilla y sobre éstos, en los momentos de ceremonia llevaban un sombrero. Se acerca el tiempo de regalar por eso vamos a recordar cuáles son los principales, que cada vez están más presentes en la indumentaria tradicional valenciana masculina, por si sirvieran de inspiración:

Copino o sombrero de ala ancha

El copino era un sombrero de copa muy baja y redondeada y de ala grande y dura. Este tipo de sombrero era de forma sencilla y normalmente estaban realizados en paño. Llevaban como adorno un cordón que rodeaba la copa y acababa en dos ramales. Este cordón en ocasiones era de colores.

sergio esteve gemelos totem audiovisuales indumentat-07807
Sombrero copino o de ala ancha

Una variante es el chambergo de gran ala, acampanado que se llevaba sobre cofia y se sujetaba a ésta con un asa. Se adornaba con una cinta de seda alrededor de la copa y lo utilizaban en los pueblos siempre acompañado de una capa larga en la que se enrollaban. Para evitar este escondite entre los maleantes se promulgó la ley del ministro Esquilache por la que se prohibirían las capas largas.

Estudiante o medio queso

Además este sombrero evolucionaría al de “tres picos”, “medio queso” (con dos picos a los lados de la cara sobre cofia) llamado también “de estudiante” o de “teula” que dejarán a cara al descubierto. Se realizaban en lana 100% o en paño negro.

sergio esteve gemelos totem audiovisuales indumentat-07811
Sombrero de estudiante

 Sombrero de tres picos o de candil

Tiene el ala levantada y abarquillada por tres lados lo que hace que su forma sea un triángulo con los picos que recuerdan a los antiguos candiles. Este modelo lo utilizaban las tropas españolas del s.XVIII aunque su uso se generalizó en la segunda mitad de ese siglo tras la prohibición del uso de capas largas y sombreros chambergos. Se decoraba con encajes, plumas y galones para darle más solemnidad.

sergio esteve gemelos totem audiovisuales indumentat-07808
Sombrero de tres picos o de candil

Este sombrero se confeccionaba con un tejido duro para que el armazón permitiera que las alas se quedaran altas. Lo llevaban personas de clases altas. Con el paso de los años será inspirador del sombrero que lleva la Guardia Civil.

Pistó o cossiol de copa alta.

Recibe varios nombres: cervantino, cossiol, bací o pistó. Este sombrero tiene el ala pequeña y la copa truncada bastante alta, un poco más estrecha en su parte superior. Son muy rígidos al ir armados interiormente. Solían ser de paño y de color negro.

sergio esteve gemelos totem audiovisuales indumentat-07814
Sombrero pistó o cossiol

Este tipo de sombreros en un principio no era muy popular y se compara con el sombrero duro de Felipe II. Más adelante en el siglo XVIII y primeros del XIX se popularizó su uso entre los labradores que lo llevaban en celebraciones religiosas (bodas, procesiones, entierros) o lúdicas y solía llevarse combinado con la capa. También fue utilizado por las autoridades de los pueblos y por los cocheros.

Montera

Sombrero masculino que se utilizaba entre los siglos XVII y XVIII. Su origen es muy antiguo y fue una pieza muy popular utilizada por los labradores valencianos. Inicialmente era una gorra que utilizaban los cazadores. Era un sombrero blando de casquete redondo realizado con terciopelo, pana o paño de color negro. Cubría la cabeza, frente y orejas. Era una especie de gorra cortada en cuatro trozos para poderse unir con más facilidad. Llevaba también una vuelta girada hacia exterior para tapar la frente y las orejas.

sergio esteve gemelos totem audiovisuales indumentat-07805
Montera

Existía otro modelo de montera de forma más triangular que no tapaba las orejas y con dos puntas situadas una sobre la frente y otra hacia la parte de detrás de la cabeza. En el siglo XIX cayó en desuso. Este modelo de sombrero con alguna variante podría ser típico valenciano según algunos historiadores.

Encontramos una copla popular en las que se menciona este sombrero de manera muy divertida:

“Joano, cara de nano

Qui t’ha fet eixa montera?

Una xica de Vallada

I un atra de la Ribera.

Una xica d’Alboraia

I un atra de l’Albufera

(Sanchis Guarner, M.: Op.Cit. Sector Central Litoral pág 51).

La rodina

Se utilizó en todo el siglo XIX. Su forma tenía la copa baja y ala ancha con el borde subido hacia arriba. Era rígido y armado estaba realizado con paño o terciopelo negro. Llevaba como adorno dos madroños situados uno sobre un lado de la copa y otro sobre el ala del mismo lado. Estos adornos, una vez puesto en el sombrero, quedaban situados en el lado izquierdo.

Fue utilizado por todo tipo de hombres, tanto por los labradores de los campos como por los artesanos. Curiosamente los documentos más antiguos que hablan de la rodina, se refieren a un trapo que se utilizaba para la limpieza en casa.

sergio esteve gemelos totem audiovisuales indumentat-07817
Rodina

Charro o catite antiguo

El charro se diferencia del denominado también sombrero de calatrava en que tiene cabeza redonda no plana. Suele realizarse con lana 100%.

Encontramos menciones en textos del barón de Davillier cuando menciona a un labrador y explica el uso: “se ponía a veces sobre el pañuelo, un sombrero de fieltro y terciopelo negro de alas vueltas como el sombrero de los andaluces”. Algunas mujeres los han lucido, cedidos por los caballeros, antes de empezar o al acabar el baile como lo testimonian fiestas del Alto Palancia o Alicante (Ibi, Castalla).

Como curiosidad encontramos la rodina alcarreña de terciopelo (La Alcarria) es un sombrero para hombre hecho de forma artesanal con lana merina 100% lo llevan en las fiestas populares del área de Madrid, Cuenca y Guadalajara.

sergio esteve gemelos totem audiovisuales indumentat-07802
Sombreros masculinos tradicionales en Sergio Esteve – essència valenciana

Elegir el más favorecedor no es fácil. Lo ideal es acercarse a establecimientos especializados y asesorarse para acertar cuál es el más adecuado con la indumentaria masculina que llevamos.

Agradecimientos: Sergio Esteve essència valenciana.

Fotografía: Totem Audiovisuales para Indumentat.

Entrada anterior

Confiança cega: el ritual dels trages de Júlia Perles

Siguiente entrada

María Chaqués, Regina dels Jocs Florals 2019: " Quiero que mi traje refleje mi amor por la tradición"